• Sin categoría

    Estaba ahí.

    Hay cosas que da igual cuándo las digas. Siempre van a valer. Un “lo siento” puede no estar siempre en su momento. Un “estaba ahí”, sí. Y estaba ahí. Jamás creí en el destino. Nunca. Ni en las casualidades. Soy muy de las personas que anteponen la voluntad por delante de los condicionales, aunque tengo debilidad también por justo lo contrario. Fan de las personas que sudan la gota gorda, las que trabajan duro. Las que se lo curran, también, cuando el deber va en el corazón. De las personas que saben perdonar aunque no lo digan y que calculan con exactitud los espacios. Para no darte por perdido sin…

  • Sin categoría

    #YaNoDuele

    No lo sabes pero te han dado el alta médica. Por fin. Algunos pensaban que no saldrías de ésta. Incluso tú tenías tus dudas. Pero estás saliendo al fin por la puerta. Con unos kilos de menos, un poco de ojeras, y el corazón renqueante, pero sano. Inspiras profundo para respirar ese aire post-operatorio y empezar a dejar que tus pulmones se contaminen más allá de un muro, de felicidad. Es el aroma a libertad. Pero te tocas la cicatriz y es genial… Ya no duele. Han sido días, semanas, meses. Y puedes dar gracias, porque hay gente que no se recupera jamás. Los hay que mueren o que quedan…

  • Sin categoría

    Perversión.

    Algún día te hablaré de perversión. Te hablaré de miradas sádicas entre desconocidos. De significados entre líneas menos violentos que entre sábanas. Y de sábanas que tienen mucho que callar acerca de gritos y gemidos. Te hablaré de la perversión disfrazada de miradas limpias en azules cristalinos. De pecas entre las que bailar con la yema de los dedos y de cómo la cara de una princesa puede volverse el retrato de una reina en un infierno vasto. De cómo cuatro paredes pueden convertirse en hectáreas sobre las que correr y correrse en maratones más allá de lo carnal. De vicio. Te hablaré de las cosas que no son lo…

  • Sin categoría

    Cuando Sofía te mira.

    Cuando Sofía te mira, te atraviesa. De la misma forma que lo hace un cuchillo con la mantequilla, o un “se acabó” cuando piensas que todo va bien. Aunque curiosamente su sonrisa lo transforma todo en ternura. Ese gesto entre mejillas y mirada que dirías que se va a dormir, cuando en realidad lo que parece ella es un sueño. De los que cierras fuerte los ojos para no despertar, todavía, durante cinco minutos más. O cinco vidas quizá. Curiosamente quiere ser (también), periodista. Supongo que le intriga contar al mundo la verdad. Es irónico en cierto modo, cuando la verdad más grande está en sus gestos. Su cara presenta…

  • Sin categoría

    Diciembre

    Te acercas a diciembre. O quizá diciembre se acerca a ti. Esos momentos del año en que te has de abrigar con tantas capas como abrazos te falten. O quizá besos. Las mañanas en que sales de la ducha y tiritas, ya no por la ropa que no te pones sino la que ya no te quitan. Y no abres las puertas por miedo al frío, o quizá por miedo a mí. A que te dé esas horas acurrucados calentitos que sabes que, si algún día te faltan, dolerán seguro. Pero te olvidas que yo ya sé lo que es eso de que se vayan. Mi palabra es de verdad.…

  • Sin categoría

    No te lo diré.

    No te lo diré por el recuerdo de lo felices que fuimos. Las tardes/noches haciendo nada y riendo todo. O haciéndonos de todo y riendo más. No te lo diré por el sexo. No quiero ser sólo tu amante, quiero ser tu mejor amigo y casi, finalmente, tu novio. Casi, porque con el tiempo vendrá más. Y seremos más. Y seremos mejor. No te lo diré porque te necesito, aunque te necesito y lo sabes bien. ni porque sueñe contigo, que también. He tragado mucho, muchísimo por querer estar a tu lado. Y al final no me importa, y en cierto modo espero que a ti tampoco, o sólo un…

  • Sin categoría

    A ti que me lees.

    A ti que me lees. A ti que estás ahí, al otro lado de la pantalla. A ti, que valoras más un rato leyendo lo que se me pasa por la cabeza antes que estar por tus cosas. O que has convertido el hecho de leerme, en “tus cosas”. Todo va a salir bien. No me pongo como ejemplo, pero así será. Porque nos gustan las palabras bonitas, y a la gente que le gustan las palabras bonitas le acaban pasando cosas buenas. A ti te va a saludar el día con la más alucinante de las sonrisas y te vas a cruzar con los ojos color ilusión, empapándote de…

  • Sin categoría

    Madrid en el horizonte

    Hola, cómo estáis? Poco a poco van apareciendo suscriptores y creciendo las redes sociales. Como bien os comenté, el blog va bastante menos encarado al tema de escribir sino a contaros cómo va todo. Aunque supongo que todo es compatible, ¿no? Lo primero es deciros que EL LIBRO ESTÁ TERMINADO! “Cuentos Para (no tan) Niños” ya es una realidad de 101 capítulos pendientes de encontrar una editorial que se lance a la aventura de editar y distribuir la obra. Lo terminé el pasado día 27 de septiembre y la verdad es que me parece que estos casi dos meses se han pasado volando. Cada vez que releo alguno de los…

  • Sin categoría

    71, 10.5k, 5300, ∞, 13.10.

    Empiezo la semana con un post breve dentro del blog. Es, más que nada, un agradecimiento. 71… CUENTOS. Para (no tan) niños. Quedan menos de treinta para acabar ya el libro. He tenido días de parón, pero queda MUY poco para darle fin a los cien. Me tiene superfeliz ver el volumen que coge y las personas que leen algunos capítulos parece gustarle muchísimo. 10.5k. La cantidad de followers que llevamos van en Instagram. Una auténtica locura, pasamos la barrera de la K durante la madrugada del sábado al domingo. Yo sinceramente no entiendo nada, pero ahora creo que ya puedo decir que aunque no sea profesionalmente un escritor, ya…

  • Sin categoría

    Síndrome de abstinencia

    Hace días que no escribo. Tengo síndrome de abstinencia, nostalgia de ti. Soy estúpido por naturaleza, humano por devoción. Adaptado al dolor, que no acostumbrado.  Llevo algunos días vivo y sano pero echo de menos padecerte. Porque te has llegado a convertir en una adicción poco sana, una enfermedad de la que además eras la única cura. Dosis regulares de sonrisas y algún que otro orgasmo cuando se viene arriba el dolor. Aunque por desgracia sólo fuiste, desde el día en que nos descubrimos, puro placebo. Una melodía llena de “falsettos”, una obra casi exclusivamente de efectos especiales.  Y no hay antivirus que valga. Ni recetas del doctor, ni camisas de…